CON-TRASTOS

CON-TRASTOS

(2009-en desarrollo)

Existe una gran diferencia entre vivir “en la ciudad” y vivir “la ciudad”. Lo primero se entiende como el paso por un lugar que tiene sus propias reglas y al cual nos adecuamos lo mejor que podemos como agentes extraños, lo segundo, como espacio que hacemos propio y en el que nos desenvolvemos desde nuestra identidad particular. La distancia entre una experiencia y otra, se vuelve abismal si pensamos en la sensación de aislamiento entre las personas que habitamos los espacios públicos y la ausencia de lugares de encuentro, donde se logren establecer relaciones personales significativas.

Con-Trastos se plantea como una acción que invita a crear lugares de encuentro en el espacio público a partir de lo que la misma ciudad nos ofrece, sus trastos, para reutilizarlos y devolverles su condición de uso. Así, los días de trastos convoco a un grupo de personas, que varía cada vez, para hacer con ellos una sala, nuestra sala, dándole un carácter habitable, acogedor y cómodo, donde podremos sentarnos frente a una mesa servida para compartir.

La elección de los barrios donde realizar la acción es fundamental, ya que busco aquellos entornos donde el encuentro no sea algo cotidiano, sino que se caractericen por el distanciamiento entre habitantes, la homogeneidad del paisaje y la disociación entre espacio público y lugar de dispersión. Toma entonces otro significado el nombre Con-Trastos, ya que más allá de remitir a los trastos utilizados, alude a los contrastes que se producen con la acción: la transformación del paisaje habitual de un barrio, lo cual genera nuevas experiencias en relación a los transeúntes.

Al crear una sala en la calle, jugamos con los límites entre la vida pública y privada, haciendo de ese espacio genérico y común, un espacio íntimo, que obviamente interactúa con el entorno. Las personas que caminan por la acera pasan a ser participantes pasivos o activos, mediante un comentario, una pregunta, o una invitación espontánea a ser parte de nuestra reunión abierta. Son encuentros en lugares efímeros, que duran lo que dura la situación generada, y donde lo relevante está en el acto presente que allí se produzca. Una vez finalizada la reunión, todo volverá a su condición anterior de trastos en una esquina.

VIDEOS